Loader Image
Antes de recomendar cualquier tratamiento, es necesario conocer en profundidad la piel a tratar. Sólo así podemos prescribir el tratamiento más indicado. Son diversos los procedimientos que ofrecemos para obtener un rejuvenecimiento global y completo dependiendo del grado de envejecimiento facial.

Así se pueden combinar métodos sencillos de exfoliación facial controlada (Peeling) a nivel médico junto a una estimulación con luz láser y radiofrecuencia para estimular todas las capas de la piel.

Resultados

Los resultados, una piel más luminosa, más elástica y con atenuación o eliminación de arrugas e inestetismos. En otras ocasiones, además, tendremos que aplicar geles a nivel superficial para la corrección de los surcos nasogenianos o pequeñas arrugas e inestetismos. Incluso para dar algo más de volumen a zonas deseadas. Los productos aplicados, deben cumplir todos los requisitos legales requeridos por el ministerio de Sanidad y suelen ser de duración temporal (Implantes de relleno).

Una piel joven es suave y elástica y contiene gran cantidad de ácido hialurónico. A medida que envejecemos, decrece la capacidad de las células de la piel para sintetizar ácido hialurónico con lo que el contenido en la piel de éste empieza a decrecer. Dado que el ácido hialurónico ayuda a que el agua se fije a la piel, también disminuye la capacidad de esta para retenerla. En consecuencia la piel se vuelve menos capaz de restaurarse después de comprimirla o presionarla: es el inicio de la flacidez. El ácido hialurónico existe de manera natural en todos los organismos vivos. Es una molécula de azúcar y se halla en nuestro organismo como en tejidos, articulaciones, piel, ojo,… En la piel, el ácido hialurónico da firmeza y textura. Es posible aplicar dentro de la piel con micropunturasa ácido hialurónico biotecnológico, para rehidratarla y tensarla.

El ideal de belleza, cambia con el tiempo, como lo hacen nuestros rostros a medida que envejecemos. Es por eso que recomendamos productos naturales como el ácido hialurónico.

Peeling: Del inglés, significa descamación inducida de la piel. Procedimiento médico mediante el cual se logra un rejuvenecimiento de la piel.

Implantes: Materiales usados para la corrección de arrugas, surcos e inestetismos faciales. Su consistencia es similar a un gel y son transparentes.

Más tratamientos de medicina estética