Loader Image

¿Qué es la otoplastia?

Es un procedimiento quirúrgico que corrige las deformidades de las orejas. La deformidad más común es la denominada orejas en asas u orejas en soplillo.

En las orejas en asa, los pabellones auriculares se encuentran más separados de lo normal de la cabeza. Generalmente la concha auricular está muy despegada y falta definición en el pliegue de la oreja, el antehelix, que es el pliegue que está justo delante del borde de la oreja.
¿En qué consiste la intervención?

Consiste en hacer una incisión en la parte posterior de la oreja a través de la cual procedemos a moldear hasta conseguir el aspecto estético deseado, tanto a nivel de la curvatura (orejas en asa), como de la proyección (orejas prominentes).
La cicatriz que queda es una línea muy delgada perfectamente camuflada en los pliegues retroauriculares y que es prácticamente invisible aun a pesar de un corte de pelo muy corto o usando el cabello recogido.
Se lleva a cabo bajo sedación y anestesia local en el caso de los adultos y con anestesia general en caso de niños.

Postoperatorio

El paciente debe llevar un vendaje 24 horas, posteriormente se puede utilizar una banda elástica que cubra las orejas durante la primera semana las 24 horas y la siguiente semana solo para dormir.
Los puntos se retiran a los 5-7 días de la cirugía. El paciente puede reiniciar sus actividades normales una vez que se retira el vendaje, exceptuando el ejercicio físico, el cual puede iniciarse a las 3 semanas de la cirugía, tiempo en el cual también es conveniente evitar la exposición directa al sol de la herida.

Riesgos de la Otoplastia

Como toda intervención quirúrgica, hay unas características evolutivas específicas y unos mínimos riesgos de complicaciones en las mismas. Aunque la inmensa mayoría de los pacientes no sufren dichas complicaciones, usted ha de conocerlas y ser informado de ellas.
· Hematoma: Si lo hay, es una hematoma superficial y se elimina espontáneamente. Excepcionalmente podría necesitar un drenaje del mismo.
· Infección: También excepcional, para evitarlo damos antibióticos en el postoperatorio. Si la hubiera, podría necesitar un retoque quirúrgico.
· Recidiva: consiste en una separación de la o las orejas después de la intervención. Si ocurre, siempre es mucho menos visible que la situación previa a la intervención y siempre ocurre
tardíamente hacia las 4-6 semanas después de la misma. Puede requerir un retoque con anestesia local, lo cual se realiza a los 4-6 meses.
· Otros problemas: La parición de cicatrices hipertróficas, están descritos como casos excepcionales en la literatura médica.

Más tratamientos de cirugía plástica